La pintura forma parte de la estética de nuestro carro y es comprensible el querer que la misma se vea en óptimas condiciones en el caso de haber sido perjudicado. Pero, como clientes, es difícil saber si un servicio de latoneria automotriz cumple con los requisitos obligatorios para que el tiempo no perjudique la apariencia externa de nuestro auto nuevamente.

Por esta razón, hoy facilitaremos una serie de tips que puedes seguir al momento de hacer una evaluación por el servicio solicitado:

Observar bien la forma de reparación

Si el problema está en la zonas de las latas, asegúrate de observar muy bien la forma en que se presenta el conjunto en diferentes ángulos.  De esta forma, podrás notar si la línea respectiva del carro, en su diseño, no presenta malformaciones.

latoneria automotriz

Reconocer el grosor de la latoneria automotriz

Examinar el grosor de la pintura es un punto importante. Una técnica muy efectiva es sacar el carro hacia un ambiente de luz y examinar allí la pintura antes de tomar por sentado cualquier servicio.

Verifica que la pintura no presenta detalles de bultos, de ser así, el método de secado se realizó con mucha rapidez, por lo que requerirá otro proceso de acabado. En el caso de presentar grumos, se debe exigir un nuevo y mejor proceso de lijado.

latoneria automotriz

Observar si hay luz en las zonas reparadas

Si la zona “reparada” presenta ciertos destellos de luz es muy probable que no haya un ajuste perfecto, por lo que en ninguna circunstancia se debe aceptar el auto en tales condiciones.

Problemas de corrosión al pasar el tiempo

Muchos de los problemas que se presentan al cabo de unos meses cuando se ha requerido un servicio de latoneria automotriz, es que el acabado puede presentar cierto nivel de corrosión. Esto pasa cuando la superficie no ha sido bien preparada durante el proceso o cuando el anticorrosivo no es de buena calidad.

latoneria automotriz

Requerir un servicio en específico según la zona y el tipo de problema que afecta la latoneria

Es importante que estudies cualquier problemática que afecta la pintura de tu carro para que en el futuro puedas demandar por un servicio que cumpla con tus exigencias en específico, ya que las técnicas de latoneria automotriz varían según las circunstancias del auto.

Por ejemplo, en el caso de impacto, es común que la gravilla se desconche y por lo tanto, es preciso decapar la lamina y agregar componentes fuertes para regresar la resistencia a las zonas afectadas.

En el caso de marcas producidas por el agua, bastará con una buena acción punta de acción pulidora, adicionar una buena capa de pintura y dejar secar debidamente.

Analizar bien el costo del servicio

En este sentido, es importante no dejarse guiar por el menor precio ya que con esto se pone en duda la calidad de la reparación. Por supuesto, esto no significa aceptar un costo excesivo, así que se recomienda analizar la diferencia de precios entre un servicio y otro antes de tomar cualquier decisión.

La idea es optar por un buen sitio que brinden garantía al trabajo y que el trabajo mismo hable por sí solo. Al final, valdrá la pena pagar si el trabajo realizado cumple con nuestras expectativas.